22.11.12

Apología de las cosas pequeñas y tontas

Siempre creí, ser una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre. La psicóloga me dice que que quizá cuando era niño mi madre quería tener una niña y me a hecho creer esas cosas... De que hablar, a veces siento al cuerpo despojado de cualquier papel, fuera máscaras, la drama queen viviente, me vienen a la mente cosas extrañas que rebasan al genero, me convierto en la diva de la escena y  golpe tras golpe digo las palabras exactas para causar un infarto de muerte.  


Siempre creí que de niña me convertiría en una ostra, me daba de golpes en la cabeza contra la pared esperando que el mundo se deshiciera dentro de mi cabeza y pararan los pensamientos. Que en especial mi madre viniera y dejará de ser esa persona asustada, gritona, golpeadora, indiferente y patetica.

Moría solo por un abrazo y un te quiero honesto.

Alimentaba a una piedra con sumo cuidado de no caer dentro  de sus pensamientos, era una piedra pequeña que con el tiempo fue creciendo, que se llamaba Pietro y venía de un rió,  tenía tres rostros, uno neutro, uno de risa y  uno triste (no olviden el triste). Le alimentaba cada mañana extrayendome algo de vida por la nariz, con gotitas de mi sangre que dejaba escurriendo por el filo de una aguja fina con la que mi abuela remendaba las camisas de mi abuelo. 

La llevaba a pasear, nos bañábamos juntos.

Siempre creí que ese día no existió que mi pensamiento se quedo flotando y no me convertí en parte de todo lo que más odiaba en la fas del planeta. Siempre creí que podría soportarlo todo hasta que un día Pietro se perdió y comencé a escuchar muchos ruidos en mi cabeza. Siempre creí que podría, que sostendría los pensamientos negros y terminaría convirtiéndome en un sol esplendido y grande con un arcoiris lunar al otro lado del mundo, mientras una mariposa aletea en Singapur.

Pero no. Era. Como todos. Como casi todos. Era un niño como dos de cada mil. Era un niño al que a fuerzas empinaron a culo pelado, era un niño al que le habían atravesado la cabeza por una ventana, que no conocía otra cosa más que por los ojos de sus padres, que tenía miedo, que aprendió a gritar y a no defenderse, que se fue por el abismo del abuso sexual repetido y atenuante....Chocaba mi cabeza repetidas veces contra la pared esperando que se me fuera el alma y que mi vida se fuera por el tubo mas cercano, por las tortilla, el refresco o los cigarros....chocaba mi cabeza y seguía siendo yo en la esquina de un hotel con las niñas y los niños putos de mierda que se asoman de vez en cuando a pagar el dinero de la renta. Era yo, y no era yo...

¡Este NO soy YO! ¡Este no soy Yo!

Como toda la basura, como todo lo que me has venido a enseñar del puto mundo y del amor y de todos los valores extremos y tontos y de bienestar y de respeto ....¡Ama a tus padres! ¡Ten un trabajo! ¡Gana dinero! ¡Búscate esposa! ¡Tennos nietos! ¡Ten una  pensión! ¡Cree en Dios! ¡Ama! ¡Ama! ¡Ama! ¡Ama! 

¡Soy una cáscara! ¡Soy una cáscara! A veces no me sobra la fe, ni me falta, a veces despierto llorando por el incansable afán de todo lo condenado a muerte, al incansable prevenir de todo lo que queda atrapado a la cáscara de sus sentidos. A veces ni llorar puedo, por más que quiero.

Golpeaba mi cabeza esperando que la piedra se rompiera, esa noche. La noche en que se desbocaron los pensamientos negros, en que encadenaba a mis padres y les hacia la de sodoma como un par de negros con penes gigantes. 

¿Quieren empatía?  ¿Quieren empatía?

Y daba ordenes con las manos como orquestando el movimiento de los grandes culos  negros. Prepara el ácido, le decía a los Siameses de whisky.   Tomaba a los cautivos por el cuello y los ponía contra la pared, sus patitas colgando y el aire que se iba acabando poco a poco, como hicieron conmigo de pequeño otros tantos. Les amenazaba que al mínimo grito llamaría a sus padres y estarían muertos, que hicieran todo lo que dijera...

¿Quieren empatia?
Esperaba años a que se volvieran fruta vieja, los dejaba pudrirse en una habitación con sus propios orines y con su caca embarrada en los pantalones mientras perdían la vista poco a poco. con el único afán de que pudiera comprender una pizca de lo que se siente. Como le fue pasando al abuelo...

¿Cómo vas a amarme después de esto? ¿Cómo se supone que debo amar después de esto? Como se supone que debo poner la otra mejilla. ¿Pongo la otra nalga para que terminen de una buena vez?

¿Cómo se supone que los voy a amar después de todo eso?

Y no puedo llorar , por que tengo unas ganas inmensas de que el ácido este listo, de que Pietro no se hubiera perdido aquella noche, de no haberlo arrojado contra la pared y mi cabeza hueca, hueca de amor, de afecto y cualquier sentimiento real....


Tengo nostalgia a veces de los murmurllos de mis parejas, de su amor o de los momentos en que parecía serlo, de como hacían para escapar a hurtadillas de la cama, de sus muecas al llegar el orgasmo, de su manera de mentir, de como en sus manías tenían que dar tres vueltas a la manzana antes de ir a dormir (como gatos o perros); de mil y un cosas tontas, bien tontas y que despiertan mi afana materno-paterno; un... un... mapa del sentimiento que hubiera querido para mi. En vez de estos pensamientos negros en los que el ácido del tiempo y el olvido termina por corroer la piel de mis progenitores.

En alguna parte tengo una idea de lo que puedo ser. Me veo de niño y me presto mis alas, por que mis alas existen. Por que no estoy solo, por que estoy conmigo. En alguna parte no soy la medusa que convierte en mierda y piedra a todo el que lo "ama" o al que "ama".

Defiendo mis cosas, perros de mierda, defiendo lo mio. Defiendo la noche en que vi a Pietro mirándome con su carita triste y quise quererlo y solo pude destrozarlo. Por que no sabía hacer otra cosa que gritar y odiar mi propio dolor y mi propia soledad en esa carita triste y gritarme que no fuera estúpido niña de mierda.

Defiendo no ser eso.  ¡NO!  ¡No quiero! Apuesto a querer ser algo, cualquier cosa distinta a lo que había venido siendo. Prefiero mi risa estúpida en un quinto piso, muerto de hambre, a seguir viviendo otros 30 años de mierda.

Aún mis fantasías me salvan de terminar con tanta cadena perpetua en la prisión estatal y ser uno de los asesinos seriales más creativos de la historia, de hacer lo mismo que ... que me he permitido desde que tengo memoria y fuerza.

¿Quieren empatía? Aprendan a hablar, a recordar, a perdonarse. Yo no puedo, ni quiero  hacer ya nada por ustedes. Ni siquiera el suplicio les vale la pena. Mueran en su lenta agonía de soledad. Como todos.


Era un niño como dos de cada mil, en este país nos pasa lo mismo a dos por cada hora. Pero no seré el que siga la cadena, ni el que vuelva a abusar de otro. No voy a poner la otra mejilla, no quiero amar de esa manera.

Soy una como cada tantos.


......










1.7.12

Curas de rabia (Final -con beso-)

No soy Poeta ... Anónimo.
Hoy no soy poesía,
me cubre una gruesa capa de realidad
la gente no cambia, ni tu ni nadie ni yo.

Los dos somos tan mentirosos, tan nosotros por que una quiso ver una pareja y la otra solo a si misma.
Hoy me doy cuenta que la lucha no existe, que la guerra no existe entre yo ni nadie, que no debo, ni le debo a nadie, ni a ti. Que el problema todo este tiempo ha sido, creer que hay guerra y conflicto...Cuando la única que se pone el pie soy yo, cuando la única que quiso creerte fui yo...

Aquí tu gran sorpresa. Aquí la mía: Tengo un triangulo amoroso conmigo mismo. Aquí que escribo este texto pasando entre ser hombre y mujer para mediarme el dialogo conmigo mismo. Mi único problema es que creo que dependo crecer a lado de gente que creo grande, que me creo hongo.

Ahora me despido de ti con buenas palabralas, para que creas que no me marcho, te doy un beso en la boca y te digolo "si mi amor, lo que tu quieras" para que creas que estoy ahí, para que creas que soy tuya, para hacermele a mi creer que todolo no duele; que no tengo miedo de que seas un espejismo de mi ser y de mis lo limitadolos sentimientos...de mi puta mente. Entonces harás lo mismo, lo mismolo de siempre, y yo desilusionadolo como una orca en una alberca son tanto odio; la alberca tan chicala que mi odiolo se convirtió en apatía, por que ya no te creo, por que ya no te siento.


Hoy amanecí muy Agustín Lara. Lloroslola como algunolos días nóstalgicos, comlo os muchos otrolos. Supongo es la mia naturalezala destructiva .... Jurolo que esta no soy yo, que me cambiaron en algunolo momento y algún olo  algolo se me le llevo la felicidad mia consigolo. 


Ni tu ni nadie ni yo. Te doy un beso hipócrita y me despido como Nora.


Perhaps.


Besos.





23.3.12

Amores que matan.

Desde hace siglos que creo quieres matar esta relación, en balde los años y los exilios que arremetemos con los días...no tienes palabras, arremetes con quejas y mil mierdas para hacerme mal, hasta que me doble como se dobla o se quiebra un árbol ante el viento

Hoy me quebré.  Así dura el infinito finito del amor, a gota;  hasta el yo. 
Yo me amo, yo me quiero, yo respeto, yo digna.

Me matan las ganas por desaparecer, soy una criatura poco capaz de auto respeto y en fin...

mi no sin ti,
la poca dignidad
pues soy capaz de seguir ahí a tus pies
de humillarme y volverme a sentir barita de bambú que se quiebra en tu mano.

A ti me ató un Sí al momento de verte, un Vida
que ahora solo es posible a partir de esta muerte nuestra.

Y te amo como LOca por que no se amar de otra forma
y te amo desesperada y humillada y triste y tonta por que no se hacerlo de otra forma
y te amo tan lejos por protegerme del frío y no morir en tu invierno,
tan sincera y falsamente como me permite lo que aprendí del mundo;
tan infantil, tan sin espera, tan gratuitamente
tan cerca y ahora tan lejos
con este amor que cambia pero no cambia con tiempo y el espacio.

Me contraigo, 
soy
respiro.


5.1.11

Mentiras Piadosas.


...
Esto será peor, te mereces de mi algo menos intenso que mi olvido;
algo peor que mis silencios,
estoy enferma y no pido nada de nadie ni para nadie...

Se acabó, lo sé
ahí va mi ultimo deseo henchido de fuego
el deseo se esfuma, se evapora de la pila de palabras quemadas...

Te dejaré conmigo, sin indiferencia;
estar conmigo sin estarlo será peor que todo lo que puedas imaginarte.


...

10.11.10

Ninia


...

Que uno de tu besos toque mi puerta y me muerda el labio superior

Yo le grito: ¡Lobo, vete! ¿estas ahí?

El beso no contesta

....

22.11.09

Este no soy yo....

Este cigarro que se consume
o las treinta colillas,
este o aquel otro deseo
que queda firme en letra
sin dejar huella.

Este no soy, ni el que besa, ni la que busca el perdón,
ni la que lo recomienda.

Que nos vamos con el diablo,
na'más buscando, sin mirar, a tientas;
no soy esta que intenta violar con sus fantasías
los corazones ajenos.

Es más, no soy, nunca he sido, ni seré, la mitad de valiente;
para dejar el mío al descubierto.

A decir verdad esto es mentira, aquello lo es, está lo es,
soy más frágil

prefiero mis fantasías.

...


Otra tonta.

...

Me retiro de pensar
que me pesa, que pasa.

Hundirme en tu urdimbre y tejer los engaños

Te miro y pienso
no puede ser , no puede pasar
te quiero aquí desvistiendo este deseo.

Contesta, alguna tonta del otro lado del espejo:

"Es todo, ya no quiero, hasta aquí, no va a pasar, no va a volver a pasar
¿Me escuchas?"

Estas incontrolables ganas de volver a caer en el mismo error siempre

El amor es un mal necesario- le digo a otra tonta en el espejo-.

Tapo ese rostro con la mano izquierda




....